APROVECHA NUESTRAS REBAJAS

Dolor Crónico

DOLOR: Percepción sensorial localizada y subjetiva que puede ser más o menos intensa, molesta o desagradable y que se siente en una parte del cuerpo; es el resultado de una excitación o estimulación de terminaciones nerviosas sensitivas especializadas.
Sentimiento intenso de pena, tristeza o lástima que se experimenta por motivos emocionales o anímicos.
CRÓNICO :Que se padece a lo largo de mucho tiempo. Que está muy arraigado o se tiene desde hace mucho tiempo.
Este es el significado para la palabra
🔥 DOLOR CRONICO, debemos tener en cuenta lo que hace el dolor en nuestro cuerpo y COMO afecta también este dolor nuestro cerebro y nuestro ser, vivir con dolores crónicos es agotador y algunas veces insoportable, dirían los afectados que hay días donde no hay nada que ayude a sobrellevarlo, ya que el sistema en el que vivimos se encarga de crear un día para dar visibilidad a esta condición (17 octubre) , lo ideal será empatizar con ella y tener conciencia de lo que viven día día los protagonistas para intentar de muy lejos ponerlos en su lugar.
Estos son algunos ejemplos :
Trauma físico o emocional.
Una respuesta anormal al dolor.
Las áreas en el cerebro que controlan el dolor pueden reaccionar de manera diferente .
Alteraciones y trastornos del sueño.
Infección, como un virus, aunque no se ha identificado ninguno.
Dolor prolongado (crónico) del cuello o la espalda.
Síndrome de fatiga (crónica) prolongada
Depresión.
Hipotiroidismo (tiroides hipoactiva)
Enfermedad de Lyme.
Duele la espalda, la cabeza, la cara, el cuello, las articulaciones de las rodillas o las manos, los dedos.
Incluso las molestias podrían tener su origen en el funcionamiento anormal del sistema nervioso como ocurre con los pacientes que sufren dolor neuropático.
Ahora sólo un poco más informados podríamos entender algunas de las decisiones y también la necesidad de intentar terapias y tratamientos alternativos para sobrellevar el dolor cada día, en la actualidad se presentan muchas ocasiones y oportunidades para intentar nuevas terapias o tratamientos, siendo siempre imprescindibles que los profesionales y protagonistas encuentren sinceridad en sus actos y palabras para lograr ayudar desde la verdad y el respeto a los afectados, la cosmética y la medicina natural invita siempre a un proceso constante, endivia, personal y sostenible, cada mente y cuerpo son diferentes y así los tratamientos deben ser .
 
El tratamiento del dolor crónico con CBD podría representar un nuevo enfoque no invasivo basado en un ingrediente activo de origen natural bien tolerado.
 
Durante miles de años, la cannabis se ha utilizado con fines medicinales. Se sabe ahora que el cuerpo humano está equipado con un sistema endocannabinoide (ECS) que recibe y traduce las señales de los cannabinoides. De hecho, hay compuestos producidos endógenamente que pueden interactuar con lo que comúnmente se denominan receptores de cannabinoides. Tales compuestos son, por ejemplo, la anandamida (EEA) y el 2-AG (2-AG). El ECS se encarga de regular ciertas funciones fisiológicas como el sueño, el hambre, la coordinación motora, las respuestas del sistema inmunológico y el dolor. El cannabidiol (CBD) es uno de los aproximadamente 120 compuestos llamados fitocannabinoides, como el tetrahidrocannabinol (THC), pero se diferencia de este último en que no causa el llamado efecto "alto" psicotrópico, ya que muestra una leve afinidad con los receptores de los cannabinoides al interactuar con varias otras neurotransmisiones. Muchos estudios muestran que el CDB, a través de diversos mecanismos de acción, también ejerce diferentes efectos sobre el sistema nervioso central.
Uno de los compuestos más importantes que se extraen de la planta de cannabis, junto con el THC, es el CBD. Hay varias especies de cannabis que proporcionan más de 100 cannabinoides, pero la medicina se ha centrado principalmente en estudios sobre el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD) para el tratamiento de ciertas formas de dolor, principalmente refractarias al tratamiento con opiáceos. Por lo general, las formas de dolor refractario al uso de opioides son las que tienen un componente neuropático o incluso un dolor con un componente idiopático importante, como la fibromialgia.
 
El Cannabidiol es un compuesto muy interesante, es capaz de interactuar con diferentes neurotransmisiones a nivel del sistema nervioso central. Por ejemplo, se ha informado de una posible participación en la regulación del tono de la adenosina endógena. De hecho, los efectos analgésicos del CBD parecen estar antagonizados por sustancias capaces de inhibir los receptores A1 de la Adenosina. Estos receptores están fuertemente involucrados tanto en la periferia como en el centro con la transmisión y cronificación del dolor. Otro mecanismo de acción del CBD es activar los receptores de serotonina 5HT1. La activación de esos receptores sería de fundamental importancia para el efecto del CBD sobre el tono del humor y las comorbilidades asociadas con el dolor neuropático, como la ansiedad y la depresión. Esta evidencia hace del CBD un ingrediente activo potencialmente utilizable en el tratamiento de pacientes con dolor crónico.
Muchos pacientes sufren su dolor crónico «en silencio» durante años. No encuentran un diagnóstico y un tratamiento médico adecuado y suficiente para sobrellevar su dolor. La constancia, la honestidad el profesionalismo, el compromiso y el respeto a lo natural son la clave. 🔥💚